Giorgio Jackson – Diputado

GIORGIO JACKSON ENTREVISTA A JORGE SAMPAOLI

Leave a Comment

Para la nueva edición de “El Boletín” Giorgio Jackson conversó con Jorge Sampaoli. Mientras subimos la versión digital, les dejamos acá la entrevista. Disfrútenla.

“Jamás he visto un pueblo que se haya rebelado y se haya equivocado”

El 4 de julio de 2015 es una fecha que muchos chilenos recordaremos. Ese día, y por primera vez, supimos lo que era ser Campeones de América. Un grupo de 23 jugadores comandados por Jorge Sampaoli, transformó en realidad un sueño que nos fue esquivo por casi 100 años.

Y fue el articulador de este sueño quien accedió a conversar con Giorgio Jackson, no sólo sobre fútbol, sino que de política, educación, y de la realidad chilena en general.

A continuación, Jorge Sampaoli por Giorgio Jackson.

¿Qué se siente ser campeón de América?

– Siento la tranquilidad de haber logrado cambiar la historia de este país un grupo de jugadores a nivel deportivo. De sumar una estrella que nos permita crecer deportivamente con el país. A partir de ahora tenemos la posibilidad de empezar a creer que podemos competir contra cualquiera.

¿Cuál fue el momento más complicado dentro de la Copa América, en el que viste peligrar el sueño de ser campeones?

-Nunca imaginé un logro definido. Estaba convencido de que teníamos un equipo que iba a jugar de manera diferente, que íbamos a competir con selecciones importantes, pero a medida que se va desarrollando el torneo uno va ilusionándose sabiendo que hay muchos obstáculos en el camino, pero con la forma, con la actitud de los jugadores, con el compromiso hacia la idea, fue mucho más fácil. Más allá de no contar con gente especialista en las distintas partes del campo creo que hubo una gran aplicación táctica en cada partido y eso habla de un grupo convencido.

-Hablando de la actitud, ¿cuál crees que es el factor principal, tanto en el proceso de Bielsa como en el tuyo, que detonó ese cambio de mentalidad y actitud? ¿Qué cambió en el jugador chileno?

Yo creo que fue la conducción. En la conducción no se manda. Persuadir es más importante que mandar, entonces cuando uno va generando consignas de jugar de igual a igual, de convencer al jugador que se sienta cómodo en el campo de juego y no sometido, habla de que la rebeldía del jugador chileno. Tiene que ver con un mensaje de protagonismo sostenido, sustentado en una proyección que los avale y los proteja en el funcionamiento colectivo.

-¿Crees que ese mismo cambio cultural, puede extenderse a otros ámbitos de vida de los chilenos?

Va a depender de que la gente sea libre al pensar y que no sea colonizada los medios de comunicación. Si se rebelan y si luchan, y si escuchan y no copian, seguramente es más fácil. Sino van a terminar siendo lo que otros quieren que sean. Cuando uno ve lo del festejo de la Copa América sabe de un pueblo que necesitaba ser feliz, entonces por ahí se van a tener que eximir de los derrotistas, de los malos mensajes. Hay que construir una mentalidad de ilusión, porque si eso se destruye a los dos segundos, evidentemente que este país no tiene mucha salida.

-Siempre nos dicen que no estamos preparados para las grandes discusiones como en educación o las otras reformas que necesita el país. ¿Tú crees que la rebeldía que mostraron los jugadores puede servir como impulso para decir que no hay imposibles?

Ese es precisamente el mensaje que dio este grupo de jugadores. Se hablaba de que la localía no iba a pesar, que había comportamientos que no eran ideales, y nunca se habló de la convicción del grupo desde que empezó este proceso. Nosotros lo que hicimos fue luchar contra los que querían impedir. La lucha es contra aquel que quiere impedir. El éxito deportivo tiene que ver con la forma de la búsqueda; hay que buscar lo que nos haga sentirnos de la mejor forma.

Con respecto a estar preparados para los cambios, creo que un pueblo no se equivoca nunca, por eso cuando el pueblo se expresa ahí está la necesidad del cambio. Cuando el pueblo se somete es mucho más fácil para los que tienen el poder. Si hay algo que he aprendido es que jamás he visto un pueblo que se haya rebelado y se haya equivocado.

-Después de tantos años en Chile, qué es lo que más te ha llamado la atención del país, para bien y para mal?

Yo me siento muy cómodo viviendo en este país. Cuando camino por la calle, todo el mundo me agradece. Me ha agradece mi paso por la U, me agradece el mundial, ahora me agradecen por la Copa América. No creo que yo merezca tanto, pero también sé que hay situaciones que van modificando a la misma gente que hoy me agradece y que empieza a dudar, porque a los medios no les conviene el éxito o el que plantea algo distinto. Hay que bajarlo rápido. Y la gente, por ahí, adhiere rápido a la destrucción, entonces me gustaría que este festejo de la Copa América sea interminable para que los sientan todos.

Eso va a generar que la gente empiece a tener parámetros sicológicos de alegría que puedan cambiar la mentalidad. Sobre todo en los más chicos y en los que tengan ganas de luchar por los cambios. No creo que las generaciones que manejan los sectores de poder de hoy eso les interese, porque la lucha viene de los jóvenes.

-Supongo que notaste que durante la Copa, por primera vez no hubo pifias durante los otros himnos. El tema de la migración, sobre todo en la comuna de Santiago, es un tema que genera conflicto entre los vecinos, ¿cómo ves tú ese fenómeno? ¿como migrante sientes que en Chile se discrimina?

A mí el tema de la discriminación me parece una estupidez. Yo estuve en Chile, Argentina, Ecuador, Perú, y siento que las diferentes culturas de sudamérica deben ser respetadas por igual. Tenemos una historia común. Hemos sufrido lo mismo: dictaduras, malos políticos, un montón de eventos que nos hacen ser lo mismo. Precisamente lo que nos diferencia, es solo la letra de un himno.

A mí me encantó lo que pasó en la Copa América. Todo el mundo entendió que esto es un deporte. No hay disputas, no hay rencores. Para nosotros todo queda en la cancha y pregonamos eso. No quisimos sacar ventaja de la localía, sólo de lo deportivo, y eso fue lo que pasó.

-Nos tocó jugar todos los partidos en el Estadio Nacional, que es un espacio de memoria, que también intenta recordar lo que pasó durante la dictadura. Beausejour dijo “en un lugar donde hubo muerte hoy le dimos una alegría a Chile”

Eso es algo que la gente no debe olvidar jamás. Es bueno que alguien siempre lo recuerde y que se tenga presente, que ese episodio tan lamentable no puede suceder nunca más.

-Me imagino que te has enterado de los escándalos de corrupción que han afectado al país. Eso hace que la gente se aleje más de la política en vez de involucrarse para intentar cambiar la situación, ¿cómo ves tú ese escenario?

Algunos usan la política para corromper, y eso hace que la gente se quiera alejar. En este escenario no hay que generalizar sino que puntualizar. Hay que saber quién es el corrupto y quién no, Hay que denunciarlo, sacarlo, y que no esté más en política.

Si uno cree que la política es corrupta, está equivocado. Si creen que el fútbol es corrupto porque hay 10 equipos que se aprovechan, es un error. Acá hay que ver quién hace usufructo de la política, -que es una herramienta que necesitamos para mejorar la calidad de vida de las personas- denunciarlo y sacarlo.

-Yo sé que tu referente es Bielsa, y es sabido que tú no has querido romper la barrera del imaginario. ¿Crees que ya es un buen momento para compartir vivencias con él o te gustaría mantenerlo como un ícono, que de alguna manera ha guiado lo que tú has hecho con los equipos que te ha tocado dirigir?

Para mí Bielsa no es un ícono solo en lo futbolístico, sino que también de convicción y de conductor. Más allá de que no comparta futbolísticamente un montón de factores, me parece que es un conductor que convence en los lugares donde está.

-¿Qué sueño deportivo te queda? ¿Ganar el mundial, dirigir a Argentina, dirigir algún equipo europeo que te guste?

Me gustaría ir donde me toque, intentando tratar de revolucionar algún lugar como lo hice acá. Me gustaría en algún futuro encontrar la capacidad de compromiso que encontré con estos jugadores.

-¿Y te imaginas quedándote en Chile? ¿Te tendremos para Rusia 2018?

Hay que ver de ahora en adelante cómo me vinculo con todo lo que viene, y si tengo las energías como para poder darle a Chile más de lo que tiene. Si no tengo esa energía, seguramente no le voy a convenir a la conducción de esta selección.

Crédito foto: Agencia Uno

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *